Austria y Francia cierran las estaciones de esquí por el COVID
PUBLICIDAD

Las medidas preventivas por el coronavirus obligan a cerrar las estaciones de Austria y Francia

Por supuesto, no queremos alarmarnos antes de tiempo y todavía tenemos cierto tiempo de margen, pero no podemos cerrar los ojos a la realidad.

Austria y Francia cierran las estaciones de esquí que estaban abiertas, o retrasando la apertura de otras, y no es por otro motivo que por la crisis sanitaria.

En el caso de Austria, como prevención y para no poner en riesgo el mes de diciembre, muy importante para el turismo de invierno, las autoridades han ordenado el cierre de las pistas al público durante todo el mes de noviembre.

Sí que sigue en pie la Copa del Mundo de Lech/Zuers, el 13 y 14 de noviembre, y también podrán seguir entrenando los deportistas de élite federados.

Algo parecido ocurría en las estaciones francesas. Tras las nuevas medidas de prevención y el confinamiento anunciado por el gobierno galo, al menos hasta el 1 de diciembre, ha obligado a cerrar las estaciones que ya estaban abiertas.

Estas medidas también afectan a las estaciones que tenían previsto inaugurar sus instalaciones a lo largo del mes de noviembre y que no podrán hacerlo.

Por el momento, en ambos casos parece que la actividad podría retomarse a principios de diciembre, siempre dependiendo de la evolución de la pandemia.

¿Qué ocurrirá aquí? Por el momento, aunque no hemos llegado a un confinamiento domiciliario como en el país vecino, las limitaciones de movilidad establecidas sí serían un impedimento para comenzar la temporada a mediados de noviembre, como el año pasado, si se alargan en el tiempo.

De todas formas, seguiremos muy atentos la evolución de la pandemia, a su gestión, y cómo  afectará, o no -la esperanza es lo último que se pierde-, al inicio de la temporada.

Imagen de portada de Hintertux (Austria).

Deja un comentario